Dulces La Abuela

banner_lateralDulces la Abuela es una empresa familiar, dedicada a la elaboración de dulces tradicionales, conservando al máximo las esencias que heredadas de nuestro antepasados, ya que ellos fueron los verdaderos artífices de lo que hoy se ha convertido en una realidad.

En la actualidad, la empresa está compuesta por 3 socios, más cinco trabajadores todo el año, luego dependiendo de la temporada, pueden llegar hasta diez o más trabajadores.

El objetivo de Dulces la Abuela es conseguir un producto de calidad sin renunciar a la rapidez e innovación en el proceso de producción. Cuidamos al máximo nuestros productos manteniendo formas tradicionales y caseras.

Además contamos con más de 100 años de experiencia.

Nuestra historia: Tradición artesana desde 1.890

inicioEn el año 1.999, la empresa empieza a funcionar como Dulces la Abuela, pero el recorrido de la tradición es mucho más lejana, los socios fundadores ya venimos de familias de “panaderos y pasteleros”, desde antes de 1.890, cuando nuestros abuelos ya tenían panaderías y pastelerías tradicionales, de las cuales, proceden muchas de las recetas que hoy en día elaboramos en Dulces La Abuela.

Este tipo de empresas, como casi todas las del sector, tenemos la dificultad que durante el año tenemos muchos altibajos en la venta, porque como bien es sabido, las temporadas altas son “altísimas” y las bajas “bajísimas”, en época como por ejemplo Navidad, llegamos a trabajar las 24 horas del día, con la campaña del pastelito de boniato, luego llega enero y febrero, y nos dedicamos más a tareas de mantenimiento e innovar nuevos productos.

En Quesa, como en muchos pueblos de alta montaña, tenemos más dificultades, por el tipo de infraestructuras y accesos, que en otros pueblos, más próximos a la autovía y a las grandes ciudades, etc. Pero decidimos establecernos aquí, por que somos unas familias que siempre hemos vivido aquí y eso es difícil de cambiar, y gracias a organizaciones como el “MACIZO DEL CAROIG”, con su línea de ayudas para las pequeñas empresas, se pudo hacer este sueño realidad.

Después de cinco años de actividad, nos hemos trasladado a unas nuevas instalaciones, para poder dar mejor servicios a la gran demanda que nos exige el mercado, ya que desde el principo tuvimos muy buena acogida.

La experiencia de la empresa, en el campo de la elaboración de productos, nos sentimos orgullosos de poder decir que es bastante amplia, puesto que siempre hemos contado con la colaboración de nuestros familiares, que son verdaderos “maestros” en el sector.

Así como nosotros mismos, llevamos también muchos años en la profesión, aunque si que es verdad que casi todos los días se aprende algo nuevo, ya que en este mundo hay infinidad de matices, formas de elaborar que hace que sea casi imposible saberlo todo.

Nuestra marca, Dulces La Abuela de Quesa, nace desde el principio, por que es una marca que transmite los valores de los productos de la empresa. Puesto que siempre intentamos que nuestros clientes puedan entender que se trata de productos muy tradicionales y caseros.